domingo, 19 de abril de 2015

La thermomix y mi cambio...

Hola a todos,

Hoy dejo de lado las compritas y los cosméticos ecológicos (aunque aún tengo bastantes acumulados, por ejemplo la essentia box de este mes...) para hablaros de mi thermomix, de cómo la utilizo y de como me ha ayudado en el cambio eco alimenticio.

Lo primero quiero ser clara, hay recetas que se podrán hacer sin thermomix, evidentemente, pero yo hablo aquí de la thermomix porque a mi fue la que me abrió los ojos a pensar que podía preparar yo muchos de los alimentos que compraba hechos, osea, que a lo mejor otra persona lo ha descubierto con otro (mas bien otros, porque la thermomix sustituye a casi 30 aparatos de cocina) y no tiene thermomix en su vida, pero a mi ya digo que me ayudó a darme cuenta de las posibilidades que tenía y de lo fácil que era hacer las cosas yo misma.

Bien, pues como digo, cuando me compré mi thermomix me di cuenta que teniéndola podía ahorrarme el comprar muchos alimentos procesados y hacérmelos yo, porque con la thermomix era super fácil para mi. Al principio ni sabía que estos alimentos que compras ya hechos se llaman procesados, pero poco a poco y después de leer y ver miles de videos y artículos vas metiéndote dentro del mundillo (al igual que me ha pasado con los cosméticos).

Yo no me considero ni vegetariana, ni vegana, ni crudivegana,... no me defino de ninguna manera, pues realmente como de todo (menos lo que no me gusta, jaja); pero sí es cierto que doy de lado a la carne (que no al pescado, ni al marisco, que me encanta) y no es por nada, sino porque de nunca le he visto la gracia, quiero decir, que lo mismo que otra persona disfruta comiéndose un chuletón, a mi ni fu ni fa, y para colmo cuando como carne me siento muy pesada.

Por otro lado quiero confesaros que me encanta la comida procesada, se me hace la boca agua de pensar en hamburguesas, salsas, fritos, snacks, dulces... y al principio pensé que haciéndome yo este tipo de cosas con mi thermomix ya ganaba mucho, y es cierto que lo gano respecto a lo que compras ya hecho, pero he aprendido que no es lo más sano.

Como dije antes, después de leer y ver miles de videos de nutrición y dietética en general, he llegado a la conclusión de que mi dieta se debe basar en frutas y verduras, a ser posible crudas (aunque nadie me va a quitar el freírme unos pimientillos de cuando en cuando, jajaja) y cereales... yo además también incorporo el pescado, bueno, y la carne por lo menos una vez cada dos semanas, para que mi marido no me mate... Y los fines de semana los considero huevo cascarón, como decimos por aquí, quiero decir, que cuando me voy de cervezas no me paro a mirar lo que me como (a no ser que no me guste) y además aprovecho para quitarme el gusanillo de la comida procesada, que aunque sé que no es nada buena, ya os he confesado que me encanta.

Bueno, pues partiendo de esto os explico como me ayuda mi thermomix a mi dieta semanal:

En los desayunos voy variando, no es un día una cosa y otro día otra, es por temporadas, hay temporadas que me da por tomarme infusiones con miel y mis tostadas, otras que me tomo leches vegetales con cereales y miel, y también con tostadas; y otras que me hago batidos de leches vegetales, frutas y alguna verdura. Cuando me tomo una infusión no utilizo la thermomix, evidentemente. Cuando me tomo leches vegetales sí, me las hago con mi thermomix, me suelo hacer leche de avena, almendras, soja, avellanas, mijo... y les echo cereales (tipo eko) y miel (no me gusta usar el azúcar blanca, si no tengo miel procuro tener azúcar moreno, pero nunca blanco. Las tostadas me las hago yo, quiero decir, el pan, me lo hago con mi thermomix también, utilizo unas harinas especiales que venden en LIDL y hago la mezcla en la thermomix y la horneo; a la tostada le restriego ajo y le echo aceite. Cuando me hago batidos también utilizo la thermomix, suelo echar leche vegetal, polen, fruta variada y alguna verdura, como hojas de canónigos o espinacas.

A media mañana como siempre una fruta, la que sea.

Para las comidas seguimos siempre una norma, al centro una ensalada, de lo que sea (frutas, verduras, frutos secos...) algunas veces le echamos queso. De plato principal pues intento variar bastante y busco muchas recetas nuevas, aunque también hay algunas que se repiten y se repiten y nunca nos cansamos, porque nos encantan, para casi todas las comidas utilizo también mi thermomix. Hago por ejemplo: mousakas, lasañas vegetales, hamburguesas de cereales, albondigas de verduras, quinoa (que me encanta, ya sea con verduras, en ensalada, simulando que es pasta, etc) potajes, pescados al horno o al varoma (thermomix), revueltos, purés, cremas,... Tengo intención de ir poniendo recetitas también por aquí, a ver si poco a poco...

A media tarde tengo también variantes: fruta, porridge (que es una pasta hecha con avena y la hago también en mi thermomix) o un yogurt de soja (también los hago en la thermomix); cuando es porridge o yogurt lo que hago es mezclarles algo de fruta cortada en trocitos o algún fruto seco, y algunas semillas como las de chia, de lino, de alfalfa, etc.

Para la cena solemos tomar verduras, normalmente al vapor (en la thermomix) pero también algunas veces rehogadas (en la thermomix también), y algunas veces tortillas o pescado (al varoma en thermomix).

Hay mucha gente que dice que la thermomix sólo se usa para hacer postres, bien, pues yo os cuento mi experiencia; evidentemente he hecho alguna vez postres con la thermomix, pero no suelo hacer a menudo, porque pienso que si no tengo la tentación mejor, ahora, también se pueden hacer postres ligeros y sanos, una cosa que nos gusta mucho en verano son las espumas de frutas, que se hacen congelando la fruta en trozos y añadiendo huevo, no lleva nada más, además que si congelas la espuma la textura es igual a la del helado mmm

Bueno, pues como veis utilizo muchísimo mi thermomix, ya digo que me abrió los ojos y me dí cuenta de todo lo que yo soy capaz de elaborar sin tener que comprarlo ya elaborado, y aunque al principio me conquistó por el ahorro que eso supone, cuando te vas involucrando en el mundo saludable y ecológico te das cuenta que no sólo es el ahorro, es también el hecho de comer sano y saludable.

Para terminar os quiero ser sincera, como he dicho antes todo esto se puede hacer con otros aparatos, pero yo pienso que es más fácil, cómodo, rápido y económico (además de que no tienes que estar delante para mover la comida por ejemplo) con la thermomix, y si alguien está interesada yo no las vendo, pero mi madre sí, así que si queréis una no dudéis en contactar conmigo.

Si alguien quiere la receta de algo de lo que he dicho por aquí que me la pida y se la mando sin problemas, de hecho como he dicho más arriba me estoy planteando ir poniendo recetitas también por aquí.

¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Productos magníficos de Herbera

Hola a todos, Hoy toca hablar de una marca que me tiene enamorada desde hace unos meses...  HERBERA BIOCOSMÉTICA Yo conocí a He...